fbpixel

Alimentarse bien debería de ser sencillo e intuitivo. Sin embargo, no nos resulta nada fácil llevarlo a cabo.

Tenemos acceso a toda la información, estudios, dietas, y cualquier tema relacionado con la nutrición. Pero la gran mayoría de nosotros sacamos un suspenso en cuanto a nutrir nuestro cuerpo se refiere.

Hoy te cuento cómo con la alimentación esencial conseguirás alimentarte bien, de una forma sencilla. ¿Interesante no?

¿Por qué nos complicamos la vida con la alimentación?

No conozco ningún animal que tenga que tener una formación especifica para saber qué es lo que tiene o no tiene que ingerir de alimento. Y el ser humano no iba a ser diferente. Sin embargo, la alimentación humana correcta parece ser una quimera.

Hoy en día hay cientos, por no decir miles de formas diferentes de alimentarse. Pero parece que ninguna es la ideal. Que si la dieta macrobiótica, la dieta alcalina, la dieta mediterránea, la dieta cetogénica, la paleodieta…

Cada una de ellas, tiene estudios nutricionales detrás que avalan sus beneficios.

Lo que ocurre es que en muchas ocasiones, una forma de alimentarse contradice a la otra. Por no decir que son radicalmente opuestas.

Para aquellos que pretendemos llevar una alimentación saludable, esto nos termina dando un tremendo dolor de cabeza.

Puede llegar a generar tal impotencia que no hacemos ningún cambio en nuestra alimentación por miedo a que sea «peor el remedio que la enfermedad«.

Sin embargo, pienso que el ser humano tiene que poder alimentarse de forma intuitiva al igual que el resto de los animales.

Pero hemos perdido mucho de nuestro instinto en cuanto a si un alimento es comestible o no lo es. O si este alimento le sienta bien a mi cuerpo, o no le sienta tan bien.

En la alimentación esencial evita la comida rápida
Photo by Christopher Williams on Unsplash

Después de haber indagado mucho en nutrición humana he llegado a la conclusión que lo mejor para poder llevar una alimentación saludable es simplificar.

Así que, con el tiempo nosotros hemos optado por una forma de alimentación más minimalista. Nos resulta mucho más sencillo cocinar saludable y no nos comernos el coco pensando en si esto será bueno o malo para nuestra salud.

¿A qué le llamamos alimentación esencial?

La alimentación esencial aporta a tu cuerpo los nutrientes básicos para su correcto funcionamiento. Estos son los macronutrientes y los micronutrientes.

Los macronutrientes son sustancias que administran a nuestro cuerpo la mayor parte de la energía. Se trata de los glúcidos (o azúcares), proteínas, y lípidos (o grasas).​

Los micronutrientes son sustancias que requieres en dosis muy pequeñitas, pero que sin las cuales el cuerpo no podría vivir. Intervienen en el metabolismo y en diferentes funciones que realiza el cuerpo humano para mantener la salud.

Además de aportarte estas sustancias indispensables, la alimentación esencial es una forma de alimentarte minimalista. Aúna una forma de cocinar simple y un aporte de todos los nutrientes básicos.

Por tanto, la alimentación esencial es aquella que satisface nuestras necesidades alimentarias básicas y nos permite estar sanos de una forma sencilla.

La gran mayoría de nosotros vivimos en una ciudad y tenemos poco tiempo para dedicarlo a cocinar y aprender de nutrición. La alimentación esencial es una solución: nos permite tener una vida tranquila, feliz y sana.

No hay que olvidar que una parte fundamental de nuestra vida es alimentarnos.

La alimentación esencial es aquella que satisface nuestras necesidades alimentarias básicas y nos permite estar sanos de una forma sencilla.

inteligenciaeco.com

A esta forma de alimentarse la llamamos Alimentación Esencial.

Los 5 pilares de la alimentación esencial

Hoy quiero compartir contigo los 5 pilares en los que para nosotros se apoya la alimentación esencial:

  • Basa tu comida en frutas, verduras, hortalizas, frutos secos y semillas.
  • Cocina lo mínimo posible tus alimentos.
  • No mezcles demasiados alimentos.
  • Come al 70%.
  • Ayunar.

Basa tu comida en frutas, verduras, hortalizas, frutos secos y semillas

Alimentación esencial basada en frutas y verduras.
Photo by Priscilla Du Preez on Unsplash

En estos productos se encuentran todos los nutrientes esenciales que nuestro cuerpo necesita para estar fuerte y sano. Por tanto los macronutrientes y los micronutrientes están presentes en ellos.

Las verduras y las hortalizas deben de llenar prácticamente tus platos. Y completarlos con un puñado de frutos secos y semillas. Dos piezas de fruta al día son más que suficientes.

Además, es muy importante que estos productos sean de temporada y de cercanía. Cómpralos directamente a productores locales y ecológicos. Además de asegurar que son frescos y libres de químicos perjudiciales, notarás un descenso en el dinero que gastas en tu compra. ¡Para qué quieres más!

Las carnes, huevos, pescados, cereales y legumbres inclúyelas con menor frecuencia y en menor volumen.

En nuestro caso optamos por completar nuestros platos o bien con cereales integrales, o bien con alguna legumbre.

Por aquí te dejo un artículo en el que te compartimos «18 recetas veganas saludables de la mano de los mejores bloggers«, para que tengas unas cuantas opciones para comenzar a incluir más vegetales en tus menús.

Cocina lo mínimo posible tus alimentos

Los alimentos vivos, es decir, aquellos que no están cocinados, contienen los nutrientes en su estado más puro y en su totalidad.

A medida que ese alimento, se va cocinando durante más tiempo, esos nutrientes comienzan a desaparecer. Y no solo eso, incluso en algunas ocasiones pueden llegar a aparecer productos tóxicos.

La alimentación ancestral, la que llevaban nuestros parientes lejanos, se basaba en frutas, verduras y raíces que recolectaban de la tierra e ingerían sin ningún tipo de cocción.

Aunque nos parezca extraño, nuestra evolución en la tierra es todavía muy reciente, y nuestro aparato digestivo sigue siendo el mismo que en aquella época.

Es por eso que los alimentos cocinados, y ultraprocesados dañan nuestro cuerpo con los años. O bien por déficit de nutrientes o bien por exceso de toxinas. Siendo éstas dos grandes causas de aparición de la enfermedad.

Así que, procura cocinar lo menos posible tus alimentos. El método de cocción al vapor es el más interesante, o un salteado ligero.

También puedes probar con la cocina crudivegana. Es una forma de alimentación basada en vegetales crudos. ¡Pero no te pienses que solo es comer ensaladas! Es todo un arte culinario.

En mi caso estoy haciendo el curso de cocina crudivegana de Espiritualchef, que sin duda te recomiendo. En él, estoy aprendiendo a hacer fermentos, encurtidos, primeros y segundos platos, postres…y todo ello sin cocinar. ¿Increíble no?

No mezcles demasiados alimentos en una comida

Con la alimentación esencial procura no mezclar más de 7 ingredientes por comida.
Photo by Dragne Marius on Unsplash

Si te gusta cocinar es probable que mezcles en un mismo plato muchos ingredientes. En mi caso, tengo metido en un mismo plato cereales, legumbres, varios tipos de verduras, una hortaliza, algún tipo de carne, especias varias, etc…

No sabes de donde proviene el sabor que estas metiendo en tu boca. Y la sensación cuando terminas, incluso a veces ingiriendo poca cantidad, es de un empacho terrible.

Esto es debido a que las sustancias que terminan en nuestro estómago, no todas ellas se digieren de la misma forma.

Cada tipo diferente de alimento tiene un ph en el que se degrada con más facilidad en el proceso digestivo. Y una enzima asociada que solo trabaja en ese ph específico.

Es decir, que si metes muchos alimentos, cada uno de ellos con un ph diferente, es inevitable que algún alimento quede sin digerir debido a que el ph general no se adapta a su ph de degradación (su enzima asociada no trabaja en ese ph).

Es por eso que los alimentos fermentan, y producen sensaciones de hinchazón y flatulencias nada agradables (para ti y tu entorno 😉).

La forma de combinación correcta de los alimentos, por si te interesa, la desarrolló en profundidad el doctor William Howard. Además, si quieres profundizar en el tema, te recomiendo que leas este artículo del Dr. Karmelo Bizcarra.

Pero como hoy venimos a simplificar las cosas y volviendo al concepto de alimentación esencial, algo que te resultará sencillo de aplicar es comer de forma minimalista.

Combina pocos alimentos diferentes en un mismo plato, harás más sencillo el proceso de digestión.

En mi caso, procuro no mezclar más de 7 alimentos en la misma comida. De esta manera me aseguro que las digestiones serán menos pesadas, y así aprovechar todos los nutrientes de los alimentos.

Simplifica las comidas y procura no mezclar más de 7 alimentos en la misma comida. Las digestiones serán más ligeras.

Come al 70%

En los países occidentales comemos muy por encima de nuestras necesidades.

Además, no sabemos diferenciar cuando tenemos hambre de cuando tenemos sed. Para nuestro cuerpo no tiene una gran diferencia, y con el poco conocimiento que tenemos de nuestras necesidades, lo solemos confundir.

Tampoco sabemos diferenciar el hambre real del hambre emocional. Hambre emocional es la que desencadena que comamos sin necesidad. Y lo hacemos para tapar emociones y sentimientos que no nos gustan.

Además, debido a la rapidez de vida que tenemos, cuando nos sentamos a la mesa engullimos con rapidez todo lo que está en nuestro plato. Y con eso lo que pasa es que no dejamos que nuestro cuerpo nos avise de que ya hemos ingerido suficiente alimento.

El estómago tarda más o menos unos 20 minutos en dar la señal de llenado. Es decir que, si engullimos como un pavo, todo lo que metamos antes de esos 20 minutos nuestro cuerpo no lo detectará, y no nos avisará si nos hemos pasado.

Es por eso que te recomiendo esta regla del 70%. Sirve en tu plato el 70% de lo que te apetezca comer.

“El 70 % de la comida que ingieres es para ti, y el 30 % restante es para tu médico”. Clic para tuitear

Así que, si llevas una alimentación esencial, el médico tendrá que comprarse su propia comida.

Ayunar

Nuestro aparato digestivo necesita descanso para recuperar. Tiene que regenerar sus tejidos, y eliminar sustancias residuales y tóxicas que se producen en tu cuerpo.

Por ello, lo recomendable en una persona sana, es hacer un ayuno de unas 12h por lo menos una vez a la semana.

Y digo en una persona sana, ya que por ejemplo hay algunas patologías como la diabetes que para hacer un ayuno requieren la supervisión de un experto.

En un ayuno de 12h lo recomendable es cenar como muy tarde a las 20:00 de la tarde, y desayunar al día siguiente a las 8:00 como muy temprano.

Si te parecen muchas horas, puedes tomar algún caldo, infusión o zumo para ir acostumbrando al cuerpo al proceso de ayuno.

Ventajas e inconvenientes de la alimentación esencial

Ventajas:

  • Ganamos tiempo ya que los procesos de cocción son menores.
  • Tenemos más energía ya que no sometemos nuestro cuerpo a largas digestiones.
  • Aprovechamos más los nutrientes de los alimentos ya que los digerimos mejor.
  • La formación de un menú nutritivo es sencilla.
  • Ahorramos dinero ya que los alimentos en los que se basa son más baratos.
  • Tu sistema digestivo estará más sano y descansado.

Inconvenientes:

  • Encontrar un restaurante para comer fuera de casa que tenga opciones de alimentación esencial no es fácil.
  • La adaptación a esta forma de alimentarse puede ser lenta si estas acostumbrado al fastfood y a comidas copiosas.
  • Si tienes diabetes, el ayuno no lo puedes llevar a cabo sin supervisión de un profesional.

El resumen

La alimentación esencial trata de simplificar muchas de las corrientes de alimentación para hacerte más fácil tu planificación de comidas.

Además, te provee de todos los macronutrientes y micronutrientes que tu cuerpo necesita para su correcto funcionamiento. Y no solo eso, hace que los digieras con más facilidad ya que tendrás un sistema digestivo más descansado.

Porque en esencia, los humanos sabemos lo que tenemos que comer. Solo que tenemos ese instinto dormido y hay que facilitarle el proceso a nuestro cuerpo.

Comienza hoy mismo a aplicar estos 5 pilares de la alimentación esencial en todas tus comidas. Verás cómo con el tiempo tu salud te lo va a agradecer.

Y si a ti lo que te cuesta es adquirir nuevos hábitos, te dejo por aquí el artículo de «5 pasos para adquirir hábitos beneficiosos».

¡Salud y Sostenibilidad!

Lore

ÚNETE A LA TRIBU DE INTELIGENCIA ECO

10 hábitos saludables que te ayudaran a mejorar salud de forma sostenible

Además recibe en tu correo la GUÍA GRATUITA con la que aprenderás 10 hábitos saludables y sostenibles.

Responsable: Ignacio Fernández. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp suscrita al PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos.Encontrará más información en https://inteligenciaeco.com/politica-de-privacidad/

Foto de portada: Webvilla on Unsplash