fbpixel

Si tienes decenas de productos almacenados que la mitad de las veces no sabes cuanto tiempo llevas sin utilizar. Entonces este artículo te interesa, te voy a contar cómo limpiar la casa sin tóxicos, zero waste y de forma minimalista. Aprenderás que con tan solo cuatro productos es suficiente. Además, de esta manera estarás contribuyendo a vivir en un entorno menos contaminado. ¡Esto es un hábito WOW!

Todavía recuerdo cuando abría la puerta del armario donde tenía guardados todos los productos de limpieza y me tiraba varios minutos para encontrar lo que buscaba. Desde que comencé con el minimalismo y el zero waste, todos esos productos se han simplificado mucho.

La forma en la que realizamos nuestras acciones cotidianas tiene un gran impacto en nuestra vida y en nuestro entorno.

Reducir los envases de plástico, evitar verter productos tóxicos por el desagüe o no emplear productos que contaminen el aire; son todo acciones que podemos hacer, no dependen de nadie más que de nosotros. Y en estas cosas son en las que nos tenemos que centrar para mejorar nuestra salud y el entorno, ya que es lo que está en nuestra mano cambiar.

Los cuatro productos estrella para limpiar la casa sin tóxicos

Para la limpieza del hogar utilizo con tan sólo cuatro productos:

  • Vinagre blanco.
  • Bicarbonato.
  • Detergente casero de restos de cítricos.
  • Agua del grifo.

Vinagre

Es mi indispensable y prácticamente el único que necesitaría para limpiar la casa. ¿Te imaginas tener un único bote para limpiar la casa? De forma instantánea ya no tendrías que organizar el armario de productos de limpieza. Tampoco tendrías que perder el tiempo rebuscando el producto tóxico a utilizar. Sólo vas, coges el único bote que tienes y listo.

En mi «cuarto de productos de limpieza», tengo dos botellas con vinagre: una de botella de spray para limpiar con bayeta y otra en botella para usarlo en mayores cantidades.

Además, de los usos como limpiador también lo utilizo como suavizante para la ropa. La primeva vez que lo probé, me sorprendió lo bien que queda la ropa, no huele a vinagre y además no contamina como el suavizante habitual.

El problema es conseguirlo a granel. En mi caso lo que he realizado es comprar una garrafa de 25 litros con una acidez del 20%. Para la limpieza del hogar la acidez recomendada es del 8%, por lo tanto para utilizarlo lo diluyo con agua del grifo. Más o menos añado 600 ml de agua con 400 ml de vinagre.

Bicarbonato

Es un complemento al vinagre para utilizarlo como desatascador de tuberías, o mezclado con un poco de agua como pasta para limpiar las juntas del baño, el horno, etc.

Puedes encontrar dos tipos de bicarbonato uno para uso alimentario y otro para limpieza. Yo como donde vivo no lo tengo a granel, lo compro por internet en paquetes de 1 Kg. Me dura bastante y cuesta entorno a 5-6€.

Como desatascador añades bicarbonato en la tubería, luego añades el vinagre. Cuidado en este paso, ya que se forma una reacción efervescente. Habrá que dejarlo actuar toda la noche y al día siguientes se aclara con agua muy caliente.

Detergente casero de cítricos

Con este detergente que hago aprovechando las pieles de los cítricos es lo que utilizo para fregar el suelo. Tengo el cubo cerca de la secadora, cuando termina añado el agua al cubo y así cuando tengo que fregar no utilizo agua del grifo. A este agua le añado un chorrito de detergente y: ¡a fregar!

Da un aroma muy rico, el suelo queda muy bien y como todas las alternativas que te he presentado: está libre de tóxicos y de envases.

Además, en este caso estamos reutilizando algo que en la mayoría de los casos va a la basura. Por eso es algo que me encanta hacer y por eso lo hago.

Aunque podría no tenerlo y fregar los suelos usando vinagre, me parece una opción más interesante: nos ahorramos vinagre y aprovechamos algo que terminaría en la basura.

Agua

Además de ser fundamental para mezclar con el resto de productos y limpiar la casa sin tóxicos, también lo utilizo solo para limpiar el polvo de los muebles, sofá, estanterías, cristales, etc.

Simplemente mojo una bayeta en agua y la escurro. Como ves, no me gusta complicarme y de esta manera he descubierto que los muebles quedan genial y no puede ser más sencillo.

Añadiendo un toque de olor

A las formas de limpiar que antes te he comentado que son las que utilizo, en algunas ocasiones añado olor mediante aceites esenciales.

El uso de aceites esenciales tiene la ventaja que además añadimos propiedades muy beneficiosas. En mi casa tengo dos aceites esenciales que me gustan mucho:

  • Lavanda
  • Árbol de té

Ambos tienen propiedades de desinfección, antibacterianas y antifúngicas. La forma en la que los uso es añadiendo unas 10 gotas por litro.

No obstante, no es habitual que haga uso de los aceites esenciales, sólo para algún día que me apetezca darle un olor especial a la casa.

Receta detergente de cítricos

Como te decía antes, para fregar el suelo y limpiar la casa sin tóxicos, utilizo un detergente que hago aprovechando los restos de los cítricos: limón, naranja, pomelo, lima…

En una botella de cristal, añado las pieles de los cítricos que he consumido y le añado agua. Así de sencillo. Lo dejamos macerar cuanto más tiempo mejor. Yo lo empiezo a utilizar cuando lleva 1 semana fermentando.

Al abrir la botella, hazlo con cuidado, la fermentación genera gas y puede hacer que salga el detergente volando. Abriendo la botella con cuidado no hay ningún problema. Yo la lié un poco la primera vez que lo hice, espero que no te pase a tí :-).

Dependiendo del tamaño de la botella, lo normal es que no la llenemos de cítricos la primera vez. Por lo que a medida que vamos generando pieles las vamos añadiendo. Recuerda añadir agua hasta cubrir los cítricos.

A medida que voy utilizarlo el detergente voy rellenando con agua. Si ya lleva mucho tiempo la mezcla (1-2 mes), lo que hago es sacar el detergente casero a otra botella y volver a rellenar con agua la botella con cítricos para empezar el proceso de nuevo.

Ingredientes

  • Pieles de cítricos
  • Agua del grifo

Resumen de la preparación

Añadir las pieles a una botella y rellenar con agua del grifo hasta cubrir. Dejar con la botella cerrada durante al menos 1 semana.

Durante el proceso podemos ir añadiendo más pieles de cítricos y añadiendo el agua necesaria para cubrirlos.

Transcurrida la semana, a medida que vamos consumiendo se puede ir añadiendo agua a la mezcla. También podemos separar el detergente a otra botella y rellenar con agua la botella con las pieles.

Conclusión

Como has podido leer podemos tener la casa limpia sin necesidad de tener decenas de productos. Al simplificar los productos, reducimos la cantidad de botellas que necesitamos y nuestro impacto medioambiental.

Además, utilizando productos libres de tóxicos mantenemos un ambiente en casa mucho más saludable.

Por todo ello, aplicar estos métodos de limpieza es una forma de mejorar nuestra salud y reducir nuestro impacto ambiental. Y lo mejor de todo, es que está en nuestras manos elegir. ¿Tú qué eliges: salud o tóxicos?

ÚNETE A LA TRIBU DE INTELIGENCIA ECO

10 hábitos saludables que te ayudaran a mejorar salud de forma sostenible

Además recibe en tu correo la GUÍA GRATUITA con la que aprenderás 10 hábitos saludables y sostenibles.

Responsable: Ignacio Fernández. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp suscrita al PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos.Encontrará más información en https://inteligenciaeco.com/politica-de-privacidad/