fbpixel

Aprender a disfrutar de la cocina es un hábito que recomiendo muy mucho. No es que tengas que estar horas y horas cocinando, pero el tiempo que dediques has de disfrutarlo.

Estar en el «ahora» nos abrirá un mundo de olores, texturas, sabores. Agradecer los ingredientes que estamos utilizando, dándoles el valor que tienen, nos ayudará a cocinar desde el amor. Y cuando se hacen las cosas con amor, el resultado es totalmente diferente.

Alimentarse es una necesidad y hacerlo bien debería de ser lujo que nos damos. Cuando nos alimentamos bien, entre otras cosas, facilitamos estar al 100% de energía y prevenimos problemas de salud. Yo apuesto por la prevención antes que la lamentación.

Los ingredientes que utilizamos al cocinar también influyen mucho en la calidad de nuestra alimentación y en nuestro entorno.

Si compramos productos: ecológicos, locales, de producciones respetuosas con el medio ambiente; estamos apostando por nuestra salud de una forma sostenible. Por el contrario, si fomentamos la explotación de los productores, de la tierra, el uso de químicos; estamos yendo en nuestra contra y en la del planeta.

En nuestra mano está votar por un modelo u otro. Es nuestra decisión, apostar por nuestra salud y sostenibilidad o ir en contra.

Si todavía no has leído mi guía gratuita con 10 hábitos saludables que te ayudarán a mejorar tu salud de una forma sostenible te invito a que lo hagas, descubrirás que comenzar con el cambio de vida que necesitas es sencillo y muy gratificante.

Todos podemos elegir entre vivir desde la responsabilidad o desde el victimismo, y esa elección determinará nuestras vidas.

Hoy quiero compartir una receta de budín de mijo al horno vegano y sin gluten. Me encanta para el desayuno, aunque se podría utilizar como postre o una merienda.

¡Vamos a la cocina👨🏻‍🍳👩🏽‍🍳!

Ingredientes

Todos estos ingredientes los consigo a granel, por lo que se trata de una receta Residuo Cero o Zero Waste.

Ingredientes para la receta de budín de mijo
  • 3 cucharadas de lino
  • 6 cucharadas de agua
  • 120 gr. de mijo
  • 2 plátanos maduros
  • 1/2 taza de frutos secos activados
  • 1/2 taza de pasas
  • (opcional) Canela, cacao puro o coco rallado para espolvorear

Preparación

La receta se puede dividir en seis partes:

  1. Activar los frutos secos (8h antes)
  2. Cocer el mijo (15-20 minutos)
  3. Hacer el sustituto vegano del huevo (1 minuto)
  4. Mezclar los ingredientes (1 minuto)
  5. Hornear (40-50 minutos)
  6. Comerlo (10 minutos 😋)

Activar los frutos secos

La activación de los frutos secos es sólo poner a remojo durante 8 horas los frutos secos. Transcurrido ese tiempo, se enjuagan, se secan y se guardan en la nevera. Aguantan activados hasta 3-4 días.

Almendras con piel a remojo para ser activadas.

Los frutos secos no dejan de ser las semillas, que su función es la reproducción de la especie. Hasta que no se dan las condiciones adecuadas, permanecen aletargadas.

Cuando las remojamos en agua, les damos las condiciones necesarias para que crezcan. En ese estado los frutos secos son mucho más nutritivos, más digestivos y a mi me gustan mucho más.

¿Notas las almendras de la foto que parece que tienen vida? Ganan en volumen (hinchan) y resultan más fáciles de masticar.

Almendras con piel después de haber sido activadas.

Cocer el mijo

El mijo es un cereal que al igual que la Quinoa requiere un buen enjuague antes de cocinarlo. Yo le doy tres enjuagues, removiendo bien con la mano entre cada uno de ellos.

NOTA: El agua, en vez de tirarlo lo podemos usar para regar las plantas, reservarlo para enjuagar los platos o tirar de la cisterna.

Con la ayuda de un colador grande escurro todo el agua que pueda quedar.

Antes de incorporar el agua, se tuesta un poco en la olla o cazo que vayamos a utilizar. Sin emplear ninguna grasa, ponemos directamente el grano y sin dejar de remover lo doramos durante 1 minuto a fuego medio.

Mijo en la olla para ser tostado antes de ser cocido.

Transcurrido el minuto, vertemos el agua. La cantidad de agua a utilizar es 3:1. Es decir por cada medida de mijo, 3 medidas de agua.

Cuando rompe a hervir, añadimos la sal.

Dejamos cociendo hasta que se ha consumido el agua, le salen unos agujeros en la superficie que indican que está listo. Tarda unos 10-15 minutos en cocinarse.

Sustituto del huevo

En las recetas veganas para sustituir el huevo se utiliza el lino batido con agua. Esa mezcla da una consistencia similar al huevo y hace sus funciones para postres y panes.

Sustituto del huevo. Lino batido.

Mezclamos en un vaso las semillas de lino y el agua (mejor del grifo y filtrada, te dejo aquí mi artículo de ¿Cómo beber agua sin utilizar plástico?).

Introducimos la batidora hasta el fondo del vaso y empezamos a batir manteniendo unos segundos la batidora en el fondo hasta que comience a espesar. Una vez, espesa un poco empezamos a mover la batidora hasta conseguir una mezcla homogénea y pegajosa, similar a un huevo batido.

Sustituto del huevo. Lino batido. Textura que se ha de conseguir.

Mezcla de los ingredientes

En un bol, introducimos los dos plátanos cortados en rodajas. Con un tenedor machacamos los plátanos hasta obtener una crema de plátano.

Introducimos el sustituto del huevo, el mijo cocido, las pasas y los frutos secos activados.

Mezclamos hasta obtener una mezcla homogénea.

Horneado

En la bandeja del horno sobre una silicona vertemos la mezcla y estiramos hasta formar un rectángulo (o la forma que queramos). Introducimos en el horno la bandeja.

Budín de mijo extendido sobre la bandeja del horno.

Encendemos el horno a 190ºC arriba y abajo (no es necesario pre-calentarlo y así ahorramos energía).

Horneamos durante 40-50 minutos. Sacamos el budín cuando esté dorado por encima. Durante este tiempo disfrutamos del olor que saldrá de la cocina 😋

Comerlo

Budín de mijo ya listo para comer. Presentado con cacao puro 100% y coco rallado.

Cuando termine la cocción, lo dejamos enfriar. Una vez frío, lo cortamos y con la ayuda de una espátula metálica lo ponemos en una fiambrera de cristal y lo guardamos en la nevera.

Puede durar hasta tres días en la nevera, aunque a mi no me aguanta más de dos 😂

Para desayunar, yo lo como frío. Lo pongo en un plano y espolvoreo canela, cacao puro o coco rallado (o las tres juntas dependiendo del día) y a disfrutarlo.

Y ahora te toca a tí

Cuéntame en los comentarios:

  • ¿Qué te ha parecido la receta?
  • ¿Te animas a hacerla? ¿Sí? Me encantaría que me compartieras fotos de cómo te ha quedado o me dijeras si te ha gustado.
  • ¿Has probado alguna vez un budín vegano?

Te espero abajo, me encantaría leerte y conocerte mejor. De esa forma nos enriquecemos todos.

¡Salud y sostenibilidad!

Ignacio F.