Hoy voy a compartir contigo una receta de desayuno saludable con polenta que me encanta. Se trata de un desayuno super sano, que no lleva azúcar añadido, es rápida (5 minutos) y todos los ingredientes los consigo sin plásticos.

Además, lleva pocos ingredientes (tan sólo 8) y excepto la polenta (que es la base), el resto se pueden sustituir por lo que tengas disponible o te apetezca/guste.

Otra cosa buena de esta receta es que no sólo sirve como desayuno, se podría usar como postre para una celebración sin ningún problema. ¡Mira qué pintón!

Desayuno con polenta saludable con cobertura de mermelada cruda de cereza
Con la cobertura de mermelada de cereza cruda.

Otra cosa que me gusta de esta receta para desayuno es que la preparo y tengo solucionado el desayuno de tres días. Me gusta cocinarla de noche, al día siguiente la divido en tres, uno me lo como y los otros dos a la nevera.

Lo que hago en el día es la cobertura (aunque podría dejarla preparada, me gusta improvisar). De esa manera, aunque esté desayunando lo mismo le da un toque diferente.

Desayuno con polenta. Variante con helado de plátano
Con la cobertura de helado de plátano

Desayuno saludable con polenta

Aquí te voy a presentar los ingredientes que he utilizado esta última semana. No obstante, puedes sentirte libre de sustituir alguno si no tienes. Por ejemplo, las pasas las puedes cambiar por cualquier otra fruta seca: orejones, dátiles, ciruelas, etc.

Ingredientes

  • 1 Taza de polenta instantánea
  • 3 Tazas de agua
  • 2 cucharaditas rasas de sal
  • 1 tazas de uvas pasas (puedes usar orejones, dátiles, ciruelas, etc.)
  • 1/2 taza pipas de girasol (puedes usar frutos secos)
  • 2 cucharadas de harina de algarroba o cacao puro 100%
  • 1 cucharada de maca

Para la mermelada cruda de cereza

  • 1 puñado de cerezas

Para el helado de plátano

  • 1 plátano congelado en rodajas

Instrucciones

Poner a hervir el agua (ya sabes, mejor si es del grifo filtrada) y añadir la sal en una pota/cazo amplia/o (vamos a tener que remover y para que no se salgan los ingredientes es mejor que haya espacio).

Cuando rompa a hervir, bajar el fuego y añadir la polenta poco a poco a forma de lluvia. Añadir la polenta en forma de lluvia evita que se creen bolas de polenta, que luego resultan desagradables.

Remover 4 o 5 veces antes de añadir el resto de ingredientes. En este momento puedes apagar el fuego. Seguir removiendo hasta que la mezcla quede homogénea. La maca y el cacao lo paso por un colador para evitar los grumos.

Sacar la mezcla a un tupper de cristal. Y dejar enfriar, queda con la textura de pastel. A mi me gusta hacerlo de noche, para tenerlo frío al día siguiente en el desayuno. También lo puedes hacer en el día y comerlo aún estando caliente. Como más te guste.

Una vez frío, se conserva en la nevera. No se cuanto podría aguantar, pero a mi no me pasa de tres días…😋

Para la mermelada cruda de cereza

Para hacer esta cobertura, yo la preparo en el momento por la mañana. Consiste en coger un puñado de cerezas, quitarles el hueso y picarlas muy muy finas.

Sacando el hueso de las cerezas para hacer la mermelada cruda.
Sacando el hueso de las cerezas.

A medida que se van picando se va obteniendo una especie de mermelada jugosa que está de vicio.

Picando las cerezas para hacer la mermelada cruda para el desayuno con polenta saludable.
Picando las cerezas para hacer la mermelada cruda.

Para el helado de plátano

Otra opción, para estos días que hace más calor, es preparar un helado de plátano. Para ello, necesitamos congelar 1 plátano en rodajas. Con 8 horas es suficiente.

Después, de estar congelado lo pones en una batidora potente (que pueda picar hielo). Cuando las rodajas de plátano desaparecen, el helado está listo. Lo lo consumo directamente, pero podrías tenerlo preparado en el congelador.

A este helado, le podrías añadir un poco de cacao puro y quedaría un helado de chocolate TREMENDOOOO.

Notas

  • Para las cantidades indicadas desayuno tres días. Lo guardo en un tupper de cristal grande en la nevera y lo divido en tres porciones.
  • Las coberturas las hago en el día, de esa manera cambio en función del día y de lo que me apetezca.
  • A mi como más me gusta la polenta es reposada, por lo que prefiero hacerlo de noche para desayunar al día siguiente.
  • Si te ha resultado interesante la receta también te puede interesar esta otra receta de desayuno: budín de mijo.

¿Has hecho esta receta?

Por favor, deja un comentario contándome tu experiencia o etiqueta #inteligenciaeco en instagram o en tu red preferida.


Hasta aquí el post de esta semana «desayuno saludable con polenta«. Debajo están los comentarios abiertos para que puedas escribir lo que quieras. Estaré encantado de saber de tí y de poder ayudarte en lo que pueda.

¿Sabes que en Inteligencia ECO somos una tribu que juntos queremos cambiar el mundo? Pero lo queremos hacer de una manera diferente: empezando el cambio por nosotros mismos. Para mí, es la única manera de generar un cambio real: actuando en lo que está en nuestra mano.

Si todavía no estás dentro y quiere unirte a nosotros puedes hacerlo ya mismo desde este enlace. ¡Nos vemos dentro!

¡Salud y sostenibilidad!