7 hábitos para aprovechar mejor tu energía vital

por Mar 29, 2020Desarrollo personal

Como sabrás la gestión de tu energía vital es una cuestión de hábitos. Hábitos que te invitan a reflexionar y a cuidarnos en vez de hacer, hacer y hacer.

Que vivas con la sensación de falta de tiempo para llevar una vida más sostenible se debe a una mala gestión de tu energía personal. La buena noticia es que con los hábitos adecuados puedes mejorar mucho tu situación actual.

Otra buena noticia es que para crear un hábito no existen milagros, ni soluciones rápidas, todo el mundo lo puede conseguir con constancia y determinación.

Algunos estudios hablan de 24 días, otros de 30 días e incluso algunos más recientes de 66. En cualquier caso, la estadística te da una referencia, lo importante es mantenerte firme hasta que se creen las nuevas conexiones neuronales.

Vamos ya con los 7 hábitos que te permitirán llevar un vida más acorde con la naturaleza.

7 hábitos para aprovechar mejor tu energía vital

#1 Vacía tu mente

De los dos tipos de memoria que disponemos, ninguna está orientada a almacenar tareas que hacer o compromisos:

Por eso es fundamental que adquieras el hábito de anotar tus tareas nada más que te surjan. De esta forma podrás estar tranquila porque no se te va a olvidar, podrás mantener el enfoque en lo que estabas haciendo y por ello estarás gastando muy poca energía vital.

Vaciar la mente nos permite mantener el enfoque y atención en lo que estamos haciendo; de esta manera aprovechamos mejor nuestra energía vital. #inteligenciaECO #energía #energíaVital Clic para tuitear

Por ejemplo, de la que estoy escribiendo estas líneas se me acaba de ocurrir un nuevo post para el blog. Nada más me surgió el pensamiento me fui a mi lista y lo anoté. Así puedo continuar en lo que estaba sin preocuparme de que se me va a olvidar hacer ese gran post 😊.

#2 Aplica la estrategia: divide y vencerás

Pirámides de Giza son un ejemplo de divide y vencerás.
Photo by Ricardo Gomez Angel on Unsplash.

Muchas veces, después de retrasar algo que queremos hacer por mucho tiempo, un día nos levantamos «inspiradas» y decidimos hacer un esfuerzo titánico. En cambio, si era algo muy grande, lo normal es que ese día no lo terminemos.

¿Qué sucederá? Aunque hayas avanzado mucho ese día, también has consumido mucha energía vital. Lo que te lleva a estar unos días con «agujetas» y sin ninguna gana de volver a ponerte con esa tarea.

Por eso, te recomiendo que te olvides de los esfuerzos titánicos y comiences a aplicar la estrategia: divide y vencerás.

Imagina que tienes una calabaza del tamaño de un elefante, ¿cómo la comerías? Si lo haces de una sentada, lo más seguro es que te empaches (o explotes)…lo mejor sería ir dándole pequeños bocados ¿no crees? Pues, lo mismo sucede con las tareas que son muy grandes.

Por ejemplo, si quieres escribir un libro. En vez de ponerte como tarea «Escribir un libro sobre sostenibilidad». Resulta mucho más fácil de digerir «Escribir 5 páginas del libro de sostenibilidad».

Y lo mejor de todo es que, con este segundo enfoque, al cabo de 100 días tendrás un tocho de 500 páginas 🤓.

Por lo que, estarás avanzando casi sin esfuerzo y podrás realizarlo de manera constante. Con lo que, conseguir tu objetivo será una cuestión de tiempo.

#3 Empieza el día fijando tus 3 «rocas» del día

Empieza el día fijando tus 3 tareas importantes del día (rocas). Esas que marcarán una diferencia a largo plazo en tu vida.

Evita empezar el día con tareas poco importantes como: mirando el correo electrónico, el WhatsApp o dando likes en las redes sociales. Esto es un mal hábito que te llevará a vivir en las prioridades de otros y no en las tuyas.

Cuando hayas terminado con las «rocas», entonces ya habrás cumplido. El resto de energía vital del día la podrás gastar en los imprevistos que aparezcan (que aparecerán 😅).

Aquí te dejo un vídeo muy ilustrativo para que puedas ver la importancia de empezar o no por lo importante. La arena representa los imprevistos y las rocas grandes las tareas importantes para tí.

#4 Blíndate frente a las distracciones

Efectos de las interrupciones en la concentración y cómo consume parte de tu energía vital
Efectos de las interrupciones en la concentración.

Las distracciones nos quitan la atención de lo que estamos realizando y nos la llevan a otra cosa. Cada vez que esto sucede tenemos que hacer un esfuerzo para volver a recuperar la concentración. E incluso, puede que dejemos abandonada la tarea en la que nos encontrábamos.

Si alguna vez has montado en bici sabrás el gasto de energía que supone volver a recuperar la velocidad cuando frenas. Con las interrupciones sucede lo mismo. Cuando cambias lo que estás haciendo, luego debe de realizar un gasto extra de energía vital para retomar el punto en donde lo habías dejado.

Ya sea durante una conversación con tu pareja, una amiga, preparando un informe o lo que sea, haz todo lo que puedas para mantener la atención y la concentración hasta que termines.

Aquí tienes algunas ideas sobre cómo conseguirlo:

  1. Elimina todas las notificaciones del ordenador.
  2. Cierra todas las pestañas de redes sociales o correo electrónico.
  3. Pon el teléfono sin Wifi ni datos móviles.
  4. Avisa a tus colegas de trabajo o familiares de que durante X tiempo no te molesten a no ser que sea realmente urgente (la vida de alguien corre peligro).
  5. Otras estrategias como poner auriculares en la oficina los auriculares (aunque sea sin música) también funcionan como elemento disuasor.

Ten en cuenta que si realizas tareas pequeñas será más difícil que te interrumpan a medias. Por lo que en este caso, aplicar el hábito de divide y vencerás también te ayuda a evitar las distracciones.

Y otro aspecto importante y parafraseando a Gandhi: sé tú el cambio que quieres ver en el mundo y evita interrumpir a otras personas.

#5 Permite que tu cuerpo descanse

Un descanso reparador nos ayuda a recargar la energía vital
Photo by Kate Stone Matheson on Unsplash

La insatisfacción con el día que ha pasado puede llevarnos a querer suplir esas carencias con: televisión, redes sociales, videojuegos,…Y prolongar estas actividades hasta altas horas de la madrugada. Lo cual es fatídico para tu descanso y restaurar tu energía vital.

Si una hora antes de ir a la cama eliminas todas las pantallas azules, podrás descansar mucho mejor. Y esto se debe a que la luz azul inhibe que el cuerpo genere melatonina (hormona del sueño), lo cual dificulta tu descanso.

En vez de la televisión, el móvil o tablet, introduce antes de ir a dormir actividades como meditar, leer o conversar son ideales para ir preparando al cuerpo para el descanso. A mi me encanta justo antes de dormir leer un rato.

También, invierte en un buen colchón, almohada y unas buenas sábanas. Tu zona de descanso es tu templo, mantenlo como se merece y eso te facilitará un mejor descanso.

Otro hábito que ayuda mucho es seguir unos horarios más o menos fijos de descanso. Al cuerpo le encantan las rutinas y por eso, si coges el hábito de ir a la cama y levantarte a la misma hora, llegará un día en el que casi no necesites reloj.

Descansar bien por la noche es fundamental para recuperar la energía vital y llevar un día del que sentirse satisfecha.

#6 Comienza a cuidar tu alimentación

Llevar una alimentación saludable es la base para poder llevar una vida plena y con energía.

Si nos alimentamos a base de alimentos chatarra estaremos limitando nuestras capacidades. Y estoy seguro de que tu no quieres vivir con límites.

Para mi es fundamental mantener un nivel de energía constante a lo largo del día. Por lo que evito los alimentos que me produzcan picos. Tomar, por ejemplo, un café te puede dar un chute de energía, pero será algo puntual y luego tu energía decaerá📉.

A mi me funciona seguir las siguientes pautas generales:

  1. Baso mi alimentación en alimentos reales. Un alimento real lo distingues bien porque lo puedes encontrar en una forma similar en la naturaleza. Una plátano por ejemplo.
  2. Evito los azúcares y harinas refinadas.
  3. Procuro quedar lleno al 70%, como indican las enseñanzas confucianas de «Hara Hachi Bu».
  4. Nada de carne. Es bueno para mi y para el planeta.
  5. Trato de comprar alimentos de proximidad, de temporada y ecológicos. Además de ser más sostenibles, te nutren de otra manera.

“Ocho partes de un estómago lleno sostienen al hombre; los otros dos sostienen al doctor «.

Proverbio japonés.

Si quieres profundizar más sobre cómo alimentarte de una manera sencilla e intuitiva te dejo este artículo que te puede interesar: ir al artículo.

#7 Realiza ejercicio físico a diario

El deporte te ayuda a elevar tu energía vital
Photo by Abigail Keenan on Unsplash.

El sedentarismo es la causa de más de 30 enfermedades y trastornos crónicos, síndrome metabólico, hipertensión, obesidad, infarto, diabetes tipo II, cáncer, salud mental…

1.400 millones de personas en el mundo (27,4%) está en riesgo por falta de actividad física. Y, desde mi punto de vista, lo que es peor, en España el 73% de las personas están inactivas en su tiempo de ocio.

Y mantener un cuerpo fuerte, resistente y elástico te ayuda a elevar tu energía. Y con una mayor energía, dispondrás de mayor capacidad para afrontar las tareas del día.

Si eres de las que no te gusta el deporte, estoy convencido de que es que todavía no encontraste el tuyo. Los humanos estamos diseñados para movernos, estar sentados es algo antinatural.

¿Qué te lleva a pensar que tú no naciste para moverte? Así que, no tires la toalla, y sigue buscando hasta encontrar algo con lo que disfrutes.

En mi caso, actualmente practico Yoga dos veces por semana, chirunning o elíptica tres veces por semana y luego los fines de semana me gusta salir a caminar por la naturaleza (si no hay confinamiento, en cuyo caso continúo con la elíptica o yoga). También te dejo aquí una guía muy completa para iniciarse en el senderismo por si quieres probar.

¿Por dónde empiezo a aprovechar mejor mi energía vital?

Tal y como te contaba en este otro artículo sobre cómo adquirir hábitos empieza poco a poco, con objetivos pequeños y adaptados a tu situación actual.

No quieras adquirir todos los hábitos de golpe, ni dar pasos muy grandes. Eso será motivo de frustración y fracaso.

Además, ten en cuenta que cuando estamos adquiriendo un hábito lo importante es adquirir la rutina. Da igual que estemos 1, 5 o 120 minutos haciendo algo. Lo importante es hacerlo, aunque te parezca insignificante.

Por ejemplo, si queremos empezar haciendo yoga nada más levantarnos, lo importante es coger el hábito de poner la malla, la esterilla y hacer por ejemplo 1 saludo al sol. Para empezar, eso sería suficiente.

Con el tiempo y a medida que mantengamos la constancia, ya tendremos tiempo de hacer dos, tres, cuatro e incluso la primera serie completa de Asthanga Yoga.

También te dejo aquí un vídeo en el que te explico más en detalle cómo formar hábitos.

Ahora te toca a tí…

Ha llegado el momento de ponerse manos a la obra. No esperes más y fija YA con qué hábito vas a empezar y qué vas a hacer para implementarlo.

En la acción está la magia de la vida.

Cuéntame en los comentarios si tienes alguna duda sobre cómo empezar a aprovechar tu energía vital. Estaré encantado de poder ayudarte.

«Oigo y olvido. Veo y recuerdo. Hago y entiendo».

Confucio

¡Feliz día!

Nacho Fernández

Consigue mi curso gratuito.

"INICIACIÓN AL LOW WASTE DE ADENTRO HACIA AFUERA"

No me gusta generar basura, por eso mis emails también son Low Waste.

Responsable: Ignacio Fernández. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign suscrita al PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos.Encontrará más información en https://inteligenciaeco.com/politica-de-privacidad/

Foto de portada: Patrick Malleret on Unsplash.

Nacho Fernández

Nacho Fernández

Ingeniero de Telecomunicación, apasionado de la naturaleza. No entiendo la vida sin evolucionar y crecer. Desde 2019 he cambiado mi vida de oficina para ayudar a otras personas a vivir de una manera más sostenible desde el desarrollo personal. ¿Me acompañas?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.