fbpixel

Este sábado (04/05/2019) he estado presentando la Plataforma Residuo Cero Asturias. Si no has podido asistir no te preocupes, te cuento aquí en qué consiste y porqué te interesa.

Se trata de una plataforma con el fin de unir a personas y empresas con un fin común: el residuo cero en Asturias.

¿Por qué en Asturias? Porque es la provincia en donde vivimos y donde tenemos más posibilidad de influencia.

Existen otros movimientos similares en País Vasco (Zero Zabor), Madrid (Residuo Cero Madrid) o Europa (Zero Waste Europe). Con los que también colaboramos.

Al final del artículo te dejo la presentación por si quieres descargarla.

¿Por qué una plataforma residuo cero?

Desde la revolución industrial estamos viviendo en un modelo de economía lineal. En el que el paradigma es el de «fabricar, usar y tirar».

Las consecuencias de esto es que vamos consumiendo los recursos materiales. Al final de la vida útil tiramos al contenedor y la mayor parte de los materiales terminan en un vertedero, quemados o perdidos por dispersos por la tierra.

Es común oír la frase «yo reciclo», cuando en realidad deberíamos decir «yo separo». No sabemos cómo esas materias primas son re-aprovechadas ni en qué. Separar no es reciclar.

A día de hoy el 85% de lo que llega al vertedero podría ser reciclado. En cambio en 2018 (datos de COGERSA) el porcentaje de reciclaje en Gijón es de tan solo el 20,5%.

De media, en Asturias, cada habitante genera al año 450 Kg de basura. De la cual 108,45 Kg son separados y 342,20 Kg van al vertedero.

A mi me resultan escalofriantes estas cifras.

El problemas de los plásticos

De todo el plástico que se utiliza el 10% termina en los océanos. La mayor parte de éstos proviene de ríos y alcantarillas. El 70% se hunde y el otro 30% queda flotando en la superficie.

Todo este plástico se va acumulando en alguno de los 5 grandes giros oceánicos. El del pacífico norte es el mayor basurero del mundo. Aunque es difícil de calcular (debido a los microplásticos) se estima que la isla de basura alcanza 3 veces el tamaño de Francia (1,6 millones de Km2).

Los plásticos que flotan, se fotodegradan (con la acción del sol) y se van fragmentando. Con el tiempo se convierten en micro plásticos que son consumidos por peces, organismos marinos y aves. El ser humano al consumir peces, los micro plásticos empiezan a formar parte de la cadena alimenticia.

Alternativa al modelo lineal: economía circular

La economía circular es una alternativa al modelo lineal. Se empieza a hablar de ella durante la década de los años 70, pero no es hasta el año 2010 cuando coge impulso con la fundación Ellen Macarthur.

Ellen Macarthur, era una regatista de élite que durante una competición dando la vuelta al mundo en 2001 tuvo mucho tiempo para reflexionar sobre la forma en la que utilizabamos las cosas.

En el barco, tenía que racionar todo cuanto tenía y pensar muy mucho lo que utilizaba. Esos periodos a solas le hicieron ver que el modelo de usar y tirar no era sostenible.

En el modelo de economía circular se diferencian dos ciclos: el técnico y el biológico. Es muy importante que ambos no se mezclen y ahí entra en juego repensar la forma en la que se hacen las cosas.

El motivo de no mezclar los ciclos es que en el biológico entra todo lo que comemos, todo lo que es biodegradable. De esa manera con un buen diseño sería muy sencillo hacer una separación perfecta en la cocina. No generando, por ejemplo, envases de plástico contaminados con comida que dificultan su posterior reciclado. 

Por otro lado, el ciclo técnico tendría que ver con todo lo que usamos. Ropa, tecnología, medios de transporte, etc. Ahí lo importante es evitar mezclar materiales y no usar tóxicos

El problema de mezclar materiales

Cuando mezclamos materiales, se dificulta su reciclaje. Por ejemplo, en una botella podemos encontrar más 5 tipos de materiales distintos:

  • PET para la botella.
  • Aditivos para hacer que el PET que sea más transparente, resistente y flexible.
  • Polipropileno para el tapón y la anilla
  • Colas para pegar la etiqueta
  • Etiqueta de papel o plástico
  • En algunos casos PVC para recubrir toda la botella

Toda esta amalgama de materiales, hace que cuando se vaya a reciclar la botella sea muy complicado volver a obtener una botella con las mismas características.

En estos casos se produce el infraciclaje o downcycling: generando un producto derivado de menos valor que el producto original. Además, esto limita el número de veces que se puede repetir el proceso de reciclaje.

Mediante el eco-diseño se busca que cuando termine la vida útil se pueda hacer un supraciclaje o upcycling, produciendo más valor que lo que era el producto original y aprovechando las materias primas. Trasladando las minas a las ciudades.

Residuo cero

La naturaleza es perfecta, de manera que lo que es un residuo para unos es un producto para otros y todo ello con un impacto ambiental positivo.

Por ejemplo, la selva amazónica no son sólo un sistema que no contamina, sino que tienen un balance positivo. Ya que, entre otras cosas, captura C02 (gas de efecto invernadero) y lo transforman en oxígeno, de una manera perfecta, sin esfuerzo y sin generar residuos. Todo una maravilla.

Y esta es la filosofía del residuo cero. Se trata de que las salidas de cualquier proceso sean entradas para algún otro proceso y que el balance global sea positivo.

La naturaleza no genera residuos, los residuos los generamos los humanos

Paul Connett

La antítesis del residuo cero sería: coger todos los residuos de nuestro hogar y quemarlos en una incineradora o cementera para generar un poco de energía (energía gris).

  • La energía que se genera es mínima en comparación con la que ha sido necesaria para producir los productos que quemamos.
  • Además, la energía genera unas emisiones y residuos tóxicos difíciles y costosos de manejar con impacto directo sobre las personas y el medio ambiente.
  • Y por último, esas salidas son muy difíciles de asimilar por la naturaleza e incluso por procesos industriales.

Ventajas del Residuo Cero

El residuo cero es algo transversal, no sólo afecta al consumidor, afecta a todos los sectores de la sociedad: a las autoridades de los municipios, a las empresas, a las escuelas, a las universidades, etc. Y a diferencia del sistema actual permite poner la eficiencia y la innovación al servicio de la sostenibilidad.

Un punto básico del Residuo Cero es la contribución al empoderamiento de la ciudadanía. Permite poner a las personas en el centro del cambio de paradigma. Activando, conectando y aumentando el sentimiento de pertenencia a la comunidad.

Si no estás a favor del residuo cero ¿qué cantidad estás dispuesto a aceptar?

Las 5Rs del residuo cero

Aplicar las 5Rs nos ayuda a reducir nuestros residuos. El orden de aplicación es importante: de arriba hacia abajo.

Rechazar

Lo primero y más importante es rechazar, rechazar lo que no necesitamos o lo que ya tenemos.

Yo la semana pasada fui a un evento en el que daban una camiseta y una mochila a todos los participantes. Tengo camisetas, tengo mochilas, no lo necesitaba por lo que lo rechacé.

¿Te puedes preguntar qué importa si la mochila y la camiseta ya estaban fabricadas? La idea es que yo no puedo evitar que se fabriquen pero sí puedo evitar consumirlo. Al rechazar, el organizador se queda con una mochila y camiseta más que en un futuro puede utilizar para otro evento. ¿Ves la idea?

Reutilizar

Ya hemos pasado el primer filtro (rechazar). Realmente necesitamos algo, lo mejor antes de comprarlo nuevo es reutilizar algo que ya está fabricado y que cumpla nuestras necesidades.

Fomentar el mercado de segunda mano evita que se fabriquen nuevos productos y alarga la vida de los ya fabricados.

Durante el proceso de fabricación es donde más recursos se utilizan y dónde más se contamina.

Un coche genera más C02 durante su fabricación que durante varios años de uso (17T de C02, con unas emisiones de 177 g/km -> 96000 Km hasta igualar). Y lo mismo sucede con la mayoría de productos. Por lo que, reutilizar reduce mucho la generación de residuos y nuestra huella ecológica.

Un coche de 1T genera 25T de residuos durante su fabricación.

Joan Marc Simon.

Reparar

A la hora de comprar es importante fijarse en las posibilidades de reparación tiene lo que compramos. La obsolescencia programada juega en contra del residuo cero.

Buscar tiendas de reparación o ponerse en contacto con el fabricante son alternativas que tenemos cuando se nos estropean las cosas que utilizamos.

Reciclar

Cuando ya no sea posible darle más uso y en el último paso la opción sería reciclar. Aprovechar los materiales para darles una nueva vida.

Si los productos están bien diseñados y los materiales están bien separados. La pureza del material va a ser alta y se pueden obtener productos derivados de muy alta calidad (supraciclaje/upcycling).

En cambio, si partimos de un mal diseño y una mala separación de materiales, los productos derivados serán de menor calidad y eso limita el aprovechamientos que se puede hacer de las materias primas (infraciclaje/downcycling).

Por esto es tan importante el diseño pensando no solo en la vida útil del producto sino en todo el ciclo de vida.

Reincorporar

Reincorporar o compostar es devolver a la tierra todo lo que puede servir como nutriente: restos de comida, madera, envases compostables…todo lo que es orgánico que vuelva a ser alimento y nutriente para la tierra.

¿Qué es la plataforma residuo cero?

Se trata de una agrupación de asociaciones y personas que van más allá de denunciar el consumismo, la economía lineal, los vertederos o las incineradoras. Se trata de defender un modelo alternativo sostenible económica, social y ambientalmente, que permita dar empleo, cuidar el entorno y mejorar las condiciones de vida en general.

Defendemos el Residuo Cero como el concepto de forma de organización socioeconómica más respetuosa con las personas y con el medioambiente.

¿Qué se hace desde la plataforma?

  • Concienciación para fomentar el residuo cero.
  • Denunciar prácticas de GREENWASHING.
  • Impulsar cambios legislativos tanto a nivel local, nacional o incluso europeo.
  • Colaborar con otras plataformas y asociaciones.
  • Fomentar: la economía local, el comercio de segunda mano, el consumo a granel y la economía social y colaborativa.

¿Quién puede participar?

Cualquier particular con ganas de ayudar a vivir en un entorno mejor y también entidades con valores de residuo cero:

  • Comercios (bares, tiendas a granel, ropa)
  • Empresas de ecodiseño
  • Productores ecológicos y KM0
  • Asociaciones de consumidores
  • Consultoras ambientales
  • Ecologistas

Es decir, estamos abiertos a cualquier persona o entidad con ganas de colaborar hacia el paradigma de residuo cero.

¿Qué puedo hacer yo?

Una acción que puedes tomar es empezar a formar parte de la Plataforma Residuo Cero Asturias.

Otra posibilidad es colaborar a nivel personal desde tu casa con algunas de las ideas que te propongo a continuación o en mi guía gratuita:

  • Evitar los plásticos y los utensilios de un sólo uso. Hay alternativas reutilizables que duran mucho tiempo y son más saludables. Cubiertos y platos de bambú para llevar fuera de casa, vasos o tazas reutilizables de metal o bambú, porta bocadillos de tela, etc.
  • Utilizar jabón sólido para ducharse o lavarse las manos. Evitamos así los botes de plástico de usar y tirar y los químicos que incorporan.
  • Comprar en tiendas a granel y con nuestras propias bolsas de tela, tarros de cristal o fiambreras.
  • Beber agua del grifo.
  • Utilizar la bicicleta para desplazamientos urbanos. También se puede ir a pie o en transporte público.
  • Dejar de regalar cosas (que no se suelen necesitar) y empezar a regalar experiencias. Por ejemplo: una una cena, un fin de semana en la naturaleza, una visita a un museo, etc.

Bibliografía

Aquí te dejo algunos libros recomendados sobre la temática. Salvo el «De la Cuna a la Cuna» (que lo leeré en breve), el resto los he leído y me parecen muy interesantes y que aportan muchas ideas orientadas a esta filosofía.

  • Residuo cero. Como reactivar la economía sin cargarse el planeta. (Joan Marc Simon)
  • De la cuna a la cuna. (Michael Braungart y William McDonough)
  • Mejor sin plástico. Guía para llevar una vida sostenible. (Yurena González)
  • Residuo Cero en Casa (Bea Johnson)

¿Te unes al cambio?

Si estás interesado en saber más sobre la Plataforma o pasar a formar parte de ella puedes ponerte en contacto mediante el siguiente enlace de contacto.

Presentación

Aquí tienes la posibilidad de descargar la presentación que realice.