fbpixel

Estamos pasando por una época en la historia muy singular, en la que un estado de alarma nos mantiene en nuestras casas. Con lo que nuestra libertad se ha visto reducida casi en su totalidad. En cambio, considero que es un regalo que la vida nos está dando para empezar a llevar una vida más sostenible de manera holística.

Por eso, he realizado una charla en mi canal de YouTube sobre qué podemos hacer durante esta cuarentena para comenzar acercarnos a esa vida más sostenible. Mi planteamiento es enfocar la sostenibilidad de adentro hacia afuera, siendo nosotros el cambio que queremos ver en el mundo.

¡Fuera quejas y más acción! ¡Entre todos vamos a cambiar el mundo!

Aquí tienes el vídeo de la charla. Si prefieres leer, más abajo tienes los 10 puntos que traté.



¿Qué aprendemos de la cuarentena para llevar una vida sostenible?

Antes de pasar a las claves me gustaría tomar un poco de perspectiva. Y analizar qué efectos está teniendo en el medio ambiente el cambiar drásticamente nuestros hábitos de una manera global.

La reducción del tráfico por carretera ha supuesto un descenso de los niveles de contaminación y, por tanto, una mejora de la calidad del aire.

Respirar aire limpio, sin contaminación, está directamente relacionado con un menor riesgo de enfermedades. Tal y como afirman desde la Organización Mundial de la Salud, la contaminación del aire es la causa de 7 millones de muertes cada año.

Según la OMS la contaminación del aire es la causa de 7 millones de muertes al año en todo el mundo. Y, gracias a la cuarentena, ahora respiramos un aire más puro en las ciudades.

Efectos positivos del COVID-19 al medio ambiente

Por lo tanto, si algo nos pone de manifiesto esta situación es que nuestro hábitos influyen directamente en nuestro entorno. Y que un cambio a nivel global de hábitos tiene un impacto inmediato y notable en el medioambiente.

Al final, ir en contra de la naturaleza nos lleva a perjudicarnos a nosotros mismos. La naturaleza no nos necesita, por lo que este cambio de hábitos no es por ella, es por nosotros y por las generaciones futuras.

El COVID-19 ha puesto de manifiesto que un cambio de hábitos general lleva unos efectos positivos inmediatos en el medio ambiente. Y la naturaleza no nos necesita, somo nosotros los que la necesitamos a ella. Cambiar tus hábitos te… Clic para tuitear

Aumento de otra contaminación: la contaminación mental.

Si algo he aprendido a lo largo de estos años es que las emociones no gestionadas nos llevan a «vivir» en modo emergencia. Y cuando a una emoción la alimentas con más y más pensamientos, es como dar de comer a un Gremlin después de medianoche: luego no hay quien la pare y vas a su merced.

Gremlins como una emoción descontrolada.

Por eso considero que es tan importante el desarrollo personal para llevar una vida sostenible. Ya que, la sostenibilidad la entiendo como algo natural que reflejamos al mundo por ser sostenibles nosotros mismos. Así que, no te extrañes con algunas de las claves que te pongo a continuación, ya que, rara vez se ven asociadas a la sostenibilidad.

Mis 10 claves para una vida sostenible en cuarentena

Las claves los he agrupado en 5 áreas que considero que son las más representativas. Para cada una de estas áreas te daré dos consejos:

  1. Crecimiento personal.
  2. Hogar.
  3. Alimentación.
  4. Ocio.
  5. Compras.

Crecimiento personal

#1. Aprovecha estos días para reflexionar sobre lo que resulta importante para ti

Si algo nos ha puesto de manifiesto el COVID-19 es que todo puede cambiar de un momento a otro. En tan solo 1 segundo, nuestra vida puede pasar a ser totalmente diferente.

Pasamos de tener la libertad de ir, venir, compartir… cuándo y dónde nos apeteciera. Y en un abrir y cerrar de ojos, eso ha dejado de ser así.

Puede que te sorprenda, pero lleva tiempo (desde 1987) hablándose de que vivimos en un mundo VICA (Volátil, Incierto, Cambiante y Ambiguo) o VUCA (en inglés) y eso hace que estos cambios puedan producirse de un momento para otro.

La rueda de «comprar-trabajar-comprar» nos mantiene ocupados durante nuestros días y casi no nos paramos a reflexionar. Y es lo que te invito aquí: reflexiona sobre la vida que llevabas, lo que hacías y si estabas dedicando tu tiempo a las cosas que realmente son importantes para ti.

La reflexión es el primer paso para romper nuestras creencias, hábitos y límites que nos hacen vivir de la manera en la que vivimos.

Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito.

Artistóteles

#2. Aprende a parar mediante la meditación

Otra consecuencia de la rueda «comprar-trabajar-comprar» es que nos lleva a vivir con prisa. Nos vemos inmersos en una vorágine que nos lleva de un lado sin tiempo para nada.

Si lo permitimos, la mente pensante, nos mantiene todo el día en el mundo virtual de lo que está por llegar (futuro) y lo que ya pasó (pasado). Mientras tanto, por delante de nuestras narices, pasa lo único que tenemos: el presente.

¿Te has parado a pensar alguna vez que «presente» es «un regalo»? Y es que vivir en el AHORA, lo único que tenemos, es un auténtico regalo.

Como muchas cosas, el aprender a parar es algo que se puede entrenar. Y no sé tú, pero a mi, ni en el colegio, ni en la universidad me lo enseñaron (y eso no solía faltar 🤓). Aunque eso no es excusa, nunca es tarde: ayer fue el mejor día, pero hoy es la segunda mejor opción que tienes.

Para cultivar el estar en el presente y parar, lo puedes hacer mediante la meditación. Y como cualquier otro hábito, te recomiendo ir poco a poco. Empieza por algo que no te cueste: 1 minuto, 2 tal vez. Lo único que se necesita es ser constante y poner tu intención en la atención a la respiración.

Es normal que te lleguen pensamientos. No te juzgues por ello y cuando te des cuenta de que cabalgas sobre un pensamiento, vuelve con amabilidad a traer la atención a tu respiración.

Con el tiempo, parar será una herramientas que dispondrás para ayudarte a recobrar la calma y la paz que tantas veces a lo largo del día necesitamos.

Hogar

El minimalismo nos acerca a lo importante y a llevar una vida más sostenibe.
Photo by Roberto Nickson on Unsplash.

#3. Analizar los armarios y hacer una limpieza de lo que no usamos

Llevar una vida minimalista nos ayuda a poner foco en lo importante. Y eso es fundamental para llevar una vida sostenible.

Además, cuando una vez que disfrutas de tener lo que necesitas, te cuesta volver a comprar cosas que llenen tus armarios. Y eso te ayuda a salir de la rueda «comprar – trabajar – comprar».

Y tener una buena relación con la ropa conlleva reducir nuestra huella ecológica. La industria textil es la 2ª industria más contaminante del mundo por detrás de la petrolera.

Por eso, dejar de lado la fast fashion y pasarse a la slow fashion es lo mejor que puedes hacer:

  1. Por el medioambiente.
  2. Por nuestra salud.
  3. Por las personas que trabajan en la industria de la moda.
  4. Por nuestra economía.
  5. En definitiva, por todo.

Y es que, no tiene ningún sentido seguir comprando más ropa cuando tan solo usamos 3 de cada 10 prendas que tenemos en el armario.

Algo súper importante, cuando hagas la limpieza no tires la ropa que no uses: regálala, dónala, vendela o reutilizala. Pero nunca la tires al contenedor gris: cada ve que va una prenda al vertedero mueren 100 gatitos.

Si necesitas comprar ropa, prioriza las compras de segunda mano y sino las marcas que apuestan por la slow fashion y la economía circular. Otra opción es dejar de comprar ropa y pasar a alquilarla 🥰.

#4. Revisa tus productos de limpieza y comenzar a limpiar de una manera más natural

Tener un producto de limpieza por cada uno de las superficies que queremos limpiar no tiene ningún sentido. Además, de que la mayoría están llenos de sustancias químicas que son perjudiciales para nuestra salud.

En cambio, con tan solo cinco productos podemos limpiar nuestra casa sin tóxicos y de manera natural:

  1. Agua
  2. Vinagre (blanco, vino o manzana)
  3. Bicarbonato
  4. Jabón de castilla
  5. (opcional) Aceites esenciales para dar un olor diferente si el vinagre no te convence.

Si quieres saber más, en este post puedes leer más sobre cómo limpiar tu casa sin tóxicos.

Alimentación

#5. Reducir el consumo de carne

Reduce tu consumo de carne con nuevas recetas es otra clave para llevar una vida más sostenible en cuarentena.
Photo by Nadine Primeau on Unsplash.

Seguro que es la primera vez que lo escuchas. Sí, puede que sea poco novedoso pero es un buen momento para eliminar la excusa del tiempo y experimentar en la cocina con nuevas recetas.

No hace falta dejar de comer carne, que si lo haces estupendo, con tan solo reducir su consumo ya es un gran paso. El movimiento «lunes sin carne» (Meet Free Mondays), promueve que tan solo 1 vez a la semana no comas carne. Es una manera fácil de empezar a incorporar nuevas recetas sin agobiarse.

Y algo que me gustaría destacar, es que cuando yo hice el cambio de alimentación lo que buscaba eran recetas fáciles. Ya que lo que quería era llevar una alimentación saludable en mi día a día. De vez en cuando te puede apetecer ponerte el gorro de chef y pasarte horas en la cocina. Pero, siendo honestos, eso es algo que vayamos a hacer a diario.

Por lo que, mi recomendación es que aprendas a hacer recetas sencillas sin carne. De esa manera, cuando ya no tengamos tanto tiempo esos nuevos platos puedes integrarlos en tu día a día.

En un artículo del blog tienes a 18 referentes de alimentación saludable y la mayoría veganos. En sus webs podrás encontrar montones de recetas.

Es tiempo de experimentar nuevas recetas. Más vegetales y menos animales.

#6. Aprender a hacer fermentados para conservar los alimentos y evitar así el desperdicio alimentario

El desperdicio alimentario no es solo una pena por la propia comida que se tira, sino por los recursos necesarios que fueron empleados para producirla.

Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) un tercio de la comida se desperdicia. Y nosotros en ese sentido tenemos algo que hacer.

Aprender a conservar mejor los alimentos que compramos o cosechamos es una forma de poner freno a ese desperdicio. Y por eso te propongo que aprendas a conservar alimentos mediante la fermentación.

De esta manera estarás consiguiendo tres cosas:

  • Evitar el desperdicio de comida.
  • Mejorar sus propiedades y cuidas tu flora intestinal.
  • Posibilidad de comer alimentos crudos sin necesidad de cocinarlos.
  • Aportar a tus platos sabores, colores y texturas diferentes.

Ocio

#7. Aprovecha a llenar tu casa de naturaleza para acercarte un poco a ella

Si todavía no tienes plantas en tu casa, no esperes más. Ya que es una forma estar más cerca de la naturaleza. Además, resulta muy satisfactorio ver como van creciendo.

Mi recomendación es que empieces a germinar semillas de lo que comas. Por ejemplo, limones, naranjas, mandarinas…

Por normal general para germinar las semillas necesitan humedad, calorcito y oscuridad.

El procedimiento habitual suele ser:

  1. Ponerlas en una servilleta húmeda
  2. Taparlas con un poco de papel aluminio (que lo puedes tener específicamente para esto y no es necesario que cada vez que germines gastes un trozo). También, en vez de papel de aluminio, puedes usar una cajita.
  3. Esperar y mantener la humedad.

Como no todas germinarán, pon unas cuantas.

Una vez que les salgan las raíces, ya las puedes trasplantar a una maceta con tierra:

  • Pósalas en horizontal,
  • Tápalas con un poco de tierra y
  • mantén la humedad pero sin pasarse de agua que se ahogan.

Si no tienes macetas, puedes reciclar tetra briks o algún envoltorio de plástico. ¡Suprareciclaje al poder!

Para ver cual es la mejor manera de germinar tu semilla, lo mejor es buscar en YouTube: Cómo germinar + «nombre de la semilla»-

Germinar tus propias semillas te acerca a la naturaleza y te permite llevar una vida más sostenible.
Semilla de mango germinada por mi.

#8. Apaga la TV, sigue una dieta hipo-informativa y haz algo de deporte todos los días

Siempre recomiendo seguir una dieta hipo-informativa. Y ahora más que nunca, alejarse de las noticias puede ser muy beneficioso para tu salud mental.

Aprovecha ese tiempo que te alejas de la televisión para hacer un poco de deporte.

Lo mejor es que te fijes un horario y que lo cumplas. ¡No valen excusas cuando te has comprometido a hacerlo!

No hace falta que tengas material deportivo especial, tan solo con tu propio cuerpo puedes hacer entrenamientos muy completos.

Hoy en día puedes encontrar cientos (miles) de vídeos para hacer pilates, yoga o rutinas de ejercicios con tu propio peso.

Compras

#9. Apoyar con tus compras a los comercios locales, artesanos y agricultores de proximidad

¿Sabes cual es el móvil más sostenible del mundo? El que ya tienes 😉. Por lo tanto, antes de comprar cualquier cosa primero pregúntate:

  1. ¿Lo necesito?
  2. ¿Ya lo tengo o tengo algo que me haga su función?

En caso de que sea algo que necesitas, intenta comprarlo en una tienda de proximidad.

Cuando compramos local, estamos apoyando a estas empresas y eso fomenta su existencia. Crear una red local, en tu propia comunidad, te hace más fuerte y menos dependiente del exterior. Y por eso, cada vez que compramos, tenemos una oportunidad para decidir nuestro futuro.

Y eso, sin tener en cuenta que cuando los productos son de proximidad, también estamos reduciendo mucho nuestra huella de carbono, ya que el producto viaja muchos menos kilómetros.

El transporte es el responsable del 24% de las emisiones de C02 a nivel mundial. El segundo sector por detrás de las eléctricas. Comprar local contribuye a reducir esas emisiones. #sostenibilidadEnCuarentena #charlaSostenible Clic para tuitear

#10. Compras online sostenibles durante estos días

Ya tengo un artículo en el blog sobre cómo hacer las compras online de una forma más sostenibles. Aquí lo puedes leer.

No obstante, a modo de resumen lo importante es elegir bien la tienda en la que compramos y no solicitar el envío urgente.

Lo que mayor impacto tiene en toda compra es el transporte de la «última milla», es decir, el último tramo hasta nuestra casa.

Si elegimos un envío normal, damos tiempo para que la tienda y la empresa de logística sean más eficientes y aprovechen las furgonetas al máximo. Con eso nuestras emisiones de C02 se verán reducidas en comparación de si vamos a comprar en nuestro coche.

Hasta aquí el post de hoy…

Espero que te haya resultado de utilidad estos 10 consejos para llevar una vida más sostenible en cuarentena y que de lo que te haya comentado que más te resuene lo pongas ya en práctica.

Como digo siempre, la perfección no existe y en el camino de la sostenibilidad menos todavía. Se trata de hacer lo que se pueda y cada vez ser más personas las que hagamos algo por vivir en un planeta más justo, más sano y más vivo.

Muchas gracias por llegar hasta aquí. Te espero en los comentarios para que me digas qué te ha parecido o me cuentes lo que consideres. Si crees que este post le puede venir bien a alguien, me ayudarías un montón sin lo compartes. ¡Gracias, gracias, gracias!

¡Feliz día!

Nacho Fernández

Si te has quedado con ganas de más, puedes seguir leyendo…

Consigue mi curso gratuito.

"INICIACIÓN AL LOW WASTE DE ADENTRO HACIA AFUERA"

No me gusta generar basura, por eso mis emails también son Low Waste.

Responsable: Ignacio Fernández. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign suscrita al PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos.Encontrará más información en https://inteligenciaeco.com/politica-de-privacidad/

Foto de portada: Fateme Alaie on Unsplash.